MANTENERNOS EN CONTACTO

Esta pasadas navidades hemos contactado con muchos de nuestros estudiantes, hemos recibido felicitaciones navideñas y tarjetas postales donde nos cuentan cómo siguen sus vidas y sus planes para este año que comienza. Resulta muy gratificante mantenernos en contacto con alumnos y alumnas que haber finalizado su curso en casa del profe recuerdan con cariño su estancia entre nosotros. Disfrutamos leyendo sus cartas que nos cuentan sus proyectos y el buen recuerdo de su experiencia viviendo una semana con una familia española mientras aprendían y mejoraban su español.

También conectamos por videollamada y podemos charlar un rato mientras nos vemos en directo y hacemos planes para volver a vernos en el futuro en un nuevo curso o en una visita nuestra a su ciudad para poder conocer a su familia. En ocasiones nos envían sugerencias de lecturas en español que les han encantado o de temas que nos sirven para preparar clases para nuevos estudiantes. Hay estudiantes que nos mandan correos electrónicos y whatsapps con fotos y nos cuentan lo que hacen o un vídeo de una tortilla de patata con la que han impresionado a sus amistades, un nuevo nieto, los lugares que visitan…. Con alguno mantenemos conversaciones por skype para charlar sobre temas de actualidad, política, economía, gastronomía, viajes. Es inevitable que de vez en cuando recibamos sus dudas sobre la lengua española que les enamora y en ocasiones les desespera, a medida que van profundizando en su conocimiento y van aumentando sus dudas sobre usos gramaticales, expresiones a las que no encuentran explicación o formas de hablar que les resultan imposibles de entender y comprender.    

En resumen, un sinfín de ocasiones y oportunidades de mantener el contacto con personas que en cierta manera forman parte de nuestra familia y con las que nos encanta mantener el contacto.

Jens posando ante el cuadro de El Greco

APRENDER ESPAÑOL DISFRUTANDO DEL ARTE

Las conversaciones entre profesor y alumno es una de las mejores maneras de mejorar el lenguaje hablado de un idioma. Cuando comienzan su curso personalizado el profesor desarrolla conversaciones guiadas para que el alumno pierda sus miedos y vergüenzas para hablar y poner en práctica sus conocimientos de la lengua, poder aplicarlo en un entorno real. Visitar una exposición facilita practicar descripciones, y dialogar sobre las sensaciones que experimentan alumno y profesor al contemplar un cuadro, fotografía o escultura, fuera del aula, relajadamente mientras disfruta de unas auténticas vacaciones en español.

Se celebra este año el segundo aniversario de la creación del Museo del Prado, probablemente la mejor y más completa pinacoteca del mundo. Los estudiantes que nos visitan suelen pasar por Madrid y contemplar in situ algunas de las principales obras y artistas que tienen sus cuadros colgados en la pinacoteca nacional. En sus salas se recogen algunas de las mejores pinturas del arte occidental desde la Edad Media. El paso de la pintura gótica medieval a las nueva concepción renacentista del arte está representado por dos de los mejores pintores del momento. Pedro Berruguete y Juan de Flandes absorbieron las nuevas corrientes italianas y aportaron nuevas ideas al arte renacentista. Juan de Flandes fue pintor de cámara de la reina Isabel la Católica y vivió durante veinte años en Palencia y Pedro Berruguete trabajó intensamente por los pueblos de nuestra provincia. Es un prilegio poder admirar muchas de las obras de estos y otros artístis en el marco para el que fueron concebidas, en iglesias y parroquias que siguen funcionando como templos y lugares de culto, llenos de paz y con un encanto especial, muy diferente a los grandes museos y otros lugares visitados por el turismo masificado de hoy en día. Una experiencia para disfrutar en persona.

Vídeo con subtítulos en español

curso sobre vino

DESCUBRIR LA CULTURA DEL VINO MIENTRAS APRENDES ESPAÑOL

En un mes comienza la vendimia y ya empiezan los preparativos en las comarcas de vinos de Ribera del Duero, Cigales, Rueda y Arlanza.

En casa del profe recibimos estudiantes interesados en mejorar su español y, al mismo tiempo, conocer los vinos que forman parte de nuestra cultura. Para ellos ofrecemos varias posibilidades. Una opción es completar el curso personalizado de español con diferentes actividades: senderismo entre viñedos descubriendo el paisaje; visitar bodegas de la mano del propietario catando vinos y conversando sobre los procesos de elaboración y disfrutando de los matices de los vinos con el propio vinicultor.

Otra posibilidad es organizar un curso monográfico sobre viticultura a la medida de los intereses del estudiante. Ya hemos organizado cursos sobre “el papel del vino en la cultura tradicional” o “la cultura del vino en la literatura castellana de los siglos XIX y XX“.

Hay todavía más posibilidades para conocer y vivir la importancia del vino en nuestra cultura: participando en las fiestas de la vendimia en octubre; visitando bodegas familiares tradicionales que preparan los vinos como hace más de cien años, y otras con modernos procesos de elaboración; conociendo pequeños pueblos con barrios de bodegas excavadas en cuevas; catas de vinos y de aceites de oliva que se exportan por todo el mundo. La experiencia continúa con la visita al Museo del vino en Peñafiel o el Monasterio de Valbuena para terminar en algún restaurante degustando a comida tradicional llena de sabor.

Puntuación: 0.5 de 5.

COMO UNO MÁS DE LA FAMILIA

La estancia en casa del profe es más que un curso para practicar español en España, es una experiencia de inmersión total en la que el alumno vive rodeado de personas y cultura españolas todo el tiempo. Al principio no resulta fácil entender nuestra forma de hablar de una forma natural, como lo hacemos en nuestra vida diaria. Desde nuestra experiencia, una persona con un nivel principiante o intermedio tarda uno o dos días en “aterrizar”, en entender conversaciones y poner en práctica sus conocimientos de la lengua, que siempre son más de lo que ellos y ellas piensan que saben y los ponen en práctica. En esta fase inicial alguna estudiante nos ha confesado que piensa que no sabe nada porque está cometiendo errores continuamente: hay que hacerles entender que los errores no son un impedimento para practicar la lengua, son una oportunidad y una herramienta para el aprendizaje. Finalmente, tras un par de días “sale el sol” y la comunicación empieza a fluir de manera natural.

Jens es un estudiante suizo que ha disfrutado de una estancia de diez días compartiendo nuestras vida diaria, ha participado en todas las actividades familiares y sociales con la idea de que todas las situaciones son oportunidades para escuchar y hablar en español. Todos los días han comenzado conversando, compartiendo un café tras el desayuno, preparando la comida y almorzando juntos en familia. Tras la comida seguían las clases tú a tú con el profesor, los días de calor veraniego las clases tenían lugar en la terraza de la piscina al lado de casa donde disfrutamos de un refrescante baño. En otras ocasiones pasamos la tarde practicando senderismo por los alrededores de la ciudad, paseando en bici o tomando una cerveza en una terraza. Algún día hemos tenido tiempo para hacer excursiones para conocer La villa romana de La Olmeda, recorrer un tramo del Camino de Santiago visitando iglesias románicas como Santa María la Blanca de Villalcázar de Sirga, disfrutar de la fiesta de San Roque en Támara de Campos compartiendo un trozo de queso y un vaso de vino y conocer iglesia de San Martín y la cuádruple esclusa del Canal de Castilla en Frómista. Hemos disfrutado de la música en los conciertos de las Puestas de Sol en el palacio de la Diputación con los grupos Fetén-Fetén y los New Orleans Ragamuffins. No hemos descuidado las actividades deportivas nadando o haciendo ruta en bici, con pinchazo incluido. Tuvimos la ocasión de hacer una visita exclusiva de la catedral de Palencia a 22 metros de altura, tocando las bóvedas de crucería y descendiendo para ver el impresionante retablo del altar mayor aprovechando unas obras de reparación en el templo y ver el cuadro de El Greco que guarda el museo catedralicio.

Jens conoció el vermú torero en el bar Alaska escuchando y bailando un concierto en la calle de rumba catalana que le ha servido para conocer la música de Peret y traducir algunas de sus canciones (El muerto vivo,…) y despedirse de la familia con una cena de patatas bravas y raciones en La Mejillonera, uno de los bares más castizos de Palencia.

También pasamos ratos en familia viendo la película de Parque Jurásico o jugando a las cartas o construyendo Legos con Samuel. Unos días de aprendizaje en español pero también de vacaciones para desconectar del trabajo. Antes de su marcha nos ha comentado que han sido unos días intensos donde ha aprendido lo mismo que durante varios meses en Zurich.

Tras su marcha nos ha escrito que ha soñado una vez en español…

Aprender español conversando entre españoles

APRENDER ESPAÑOL CONVERSANDO

Nuestro alumno Jonathan de Australia nos ha comentado que en la cultura inglesa no existe la palabra “sobremesa” para referirse al tiempo que comparte un grupo de personas en la mesa tras la comida. La sobremesa es un hecho cultural extendido por España que sirve tanto para facilitar la digestión de la comida más importante de la jornada como para afianzar lazos familiares y sociales mientras se conversa o se juega en grupo a las cartas o a otra diversión. Jonathan ha disfrutado mucho compartiendo estos ratos en familia tras la comida del mediodía o la tertulia tras la cena contando y compartiendo historias y anécdotas. Nos ha comentado que le resulta muy útil para mejorar su compresión del español coloquial hablado y también para hablar y practicar esta lengua que aprende con pasión.

Durante su curso y tras las clases con el profesor, hemos tenido muchas otras ocasiones para conversar y charlar con españoles: tomando un café con los amigos en la plaza del barrio, paseando por las calles y los parques o tomando una caña. Cualquier momento es útil para conocer una nueva expresión coloquial, o comentar los usos de “por y para” cuando surge la duda.

Ahora que los días anuncian la llegada del verano invitamos a Jonathan a una “paellada” en comunidad organizada por la asociación de vecinos del barrio. Nunca había visto nada similar, ha disfrutado esta comida entre vecinos en una soleada jornada de domingo en el parque. Hemos visitado la huerta de un amigo, charlado sobre verduras y hemos cocinado juntos platos españoles y australianos. También hemos recorrido un trozo del Camino de Santiago a su paso por nuestra provincia, visitando iglesias románicas y góticas, palomares o el Canal de Castilla. Hemos conocido la cultura del vino de Cigales visitando la Bodega de Remigio Salas y la Bodega Concejo donde hemos catado sus vinos y charlado sobre la historia y los procesos de elaboración. Diez días en los que Jonathan ha vivido entre españoles como uno más, un esfuerzo que ha merecido la pena.