Cristianismo y Español

Se acerca el mes de noviembre y ya se comienzan a ver los escaparates de las tiendas con telarañas, los supermercados de calabazas decorativas y las calles de jóvenes y niños disfrazados de brujas y esqueletos. Un año más Halloween ha llegado y parece que para quedarse…

La fiesta de Los Santos o el Día de los difuntos es una fecha establecida en muchos países para recordar a los seres queridos que ya no están con nosotros. Recuerdo que hace unos años Dietmar, uno de nuestros primeros estudiantes, llegó por estas fechas y le propuse acercarse conmigo al cementerio para poner flores a mis familiares. Era un día soleado en el que paseamos por el campo santo observando y charlando sobre las tumbas, sus diseños, símbolos y significados. Conversamos sobre las similitudes y las muchas diferencias que existían entre los ritos y costumbres austriacas y españolas sobre la muerte. Caminábamos y leíamos epitafios comentando las palabras, las metáforas y los significados que expresaban amor y recuerdo, la fuerza del español para luchar contra el olvido. Fue una clase en la que alumno y profesor aprendimos mutuamente.

El papel de la religiosidad a lo largo de la historia española ha estado presente en la vida de nuestro país y, a pesar del cambio religioso que estamos viviendo, sigue vigente en la vida española. El calendario católico sigue marcando nuestro ritmo cotidiano. Los estudiantes se sorprenden que en Semana Santa el jueves y viernes santos sean fiestas nacionales, que los animales de compañía se bendigan el día de San Antón, que el domingo de Ramos las calles se llenen de palmas, que el Corpus Cristi los niños y niñas desfilen por las calles con sus trajes de primera comunión. Los estudiantes disfrutan viajando con el profesor a pueblos los días de romería porque pueden participar en una fiesta auténtica de la comunidad y no un reclamo para turistas. Disfrutar de los bailes, los cantos, la comida, la visita a los templos contada por los propios vecinos y conversar con ellos es una experiencia única.

Mención a parte merece realizar un curso de español durante la Semana Santa. Esos días Palencia vive con intensidad las celebraciones religiosas y los desfiles procesionales marcan la vida de la ciudad y el estudiante puede sentir en directo la religiosidad que impregna las calles. Recorrer los templos, visitar las cofradías penitenciales para charlar con los hermanos cofrades que nos hablan de su historia, de las esculturas de sus cristos y vírgenes y responden a nuestras preguntas muestran la pasión con la que viven estos días. En estas situaciones es cuando el estudiante puede entender en todo su significado expresiones como «estar hecho un Cristo«, «llorar como un Magdalena«, «ser más falso que Judas», «otro gallo nos cantaría«, «de Pascuas a Ramos», «ser un viva la virgen» o «meter el dedo en la llaga».

Cundo un estudiante quiere profundizar en la idiosincrasia de los españoles es prácticamente imposible que el Cristianismo no salga a colación. La presencia de la Iglesia a lo largo de nuestra historia llega hasta tiempos recientes, como en el caso de la Guerra Civil que fue declarada Cruzada contra el Comunismo. Además sus representantes siguen siendo habituales en muchos momentos de la vida pública y privada de los españoles. La influencia también llega Hispanoamérica con su propia idiosincrasia, como el Día de los Muertos en México.

Y así tenemos que ponerlo de manifiesto a lo largo del curso, porque de no hacerlo así, esto sería «un sindiós».

Urbanismo, colonización y subjuntivo

Estas son las tres palabras que podrían resumir la estancia y el curso de inmersión en español de Mathias, un estudiante vienés apasionado del español que eligió estos tres temas para su estancia de dos semanas en casa del profe. Para la preparación del curso, el alumno nos sugirió la lectura Breve historia del urbanismo de Fernando Chueca Goitia que fue el punto de partida y la inspiración para planificar lecturas, actividades y visitas. Nuestro «viaje» comenzó por el mundo romano visitando la ciudad de León que todavía conserva en su plano la disposición del campamento militar originario, así como sus murallas tardo imperiales y que se convirtió en la corte del reino leonés durante la Edad Media. Allí pudimos visitar el palacio y el panteón real, la catedral gótica con sus imponentes vidrieras, así como pasear y comer en el Barrio húmedo. El viaje prosiguió días después por la villa romana de La Olmeda para poder comprender la crisis urbana a partir del siglo III y el auge de una de las mejores villae del mundo que tuvo su esplendor a partir del siglo IV-V como muestran los fantásticos mosaicos que conserva. Nuestro viaje por el urbanismo y la historia nos llevó al Camino de Santiago y al florecimiento de las ciudades medievales en su recorrido. Discurrimos por la ruta jacobea que atraviesa Carrión de los Condes por su calle principal y visitamos la Iglesia de S. Martín en Frómista, un de las mejores iglesias románicas de España.

En nuestras clases presenciales tú a tú, leímos, comentamos vídeos y conversamos sobre la situación de la Península en el siglo XV y XVI con los Reyes Católicos y los Austrias mayores y el proceso de conquista y colonización española, con sus luces y sus sombras, con su leyenda negra y reflexionamos sobre las enormes diferencias con los procesos de colonización de Inglaterra, Francia o los Países Bajos.

El interés por la Historia nos llevó a charlar sobre la Guerra civil, la postguerra, el Franquismo y la Transición española. Pudimos practicar ciclismo, correr una carrera popular y pasear por los entornos naturales de la ciudad, compartir terraza con amigos, cenar de tapas y raciones en La Mejillonera, uno de los bares más famosos de Palencia.

En las clases de gramática profundizamos sobre los usos del subjuntivo, para el estudiante resultó muy interesante poder conocer un nuevo enfoque centrado en el significado de este tiempo verbal siguiendo el enfoque de la gramática cognitiva.

Y aprendimos a hacer gazpacho, comimos lechazo en La Casa Torcida, visitamos un palomar, cogimos tomates en el huerto ecológico, visitamos una iglesia mozárabe, vimos una serie completa de tv en familia… Dos semanas llenas de actividades de las que Mathias se despidió con la seguridad de haber mejorado en todas las habilidades de la lengua que tanto disfruta.

Paella con amigos en la fiesta de San Juan

San Juan, agua, fuego y fiesta

Iniciar un curso de español al comienzo del verano es una una buena ocasión para disfrutar de días largos y luminosos y de unas fiestas muy singulares. La fiesta de San Juan tiene  un origen pagano que celebra la llegada del solsticio con hogueras y fuegos para dar vida al sol a medida que los días se van haciendo más cortos. El fuego simboliza la luz y tiene una función purificadora en las personas que lo contemplan. El agua es la nueva vida, el renacer y la vida. La fiesta cristiana de San Juan, seis meses antes de la víspera del nacimiento de Jesús, celebra al santo amigo que lo bautiza y con ella dan comienzo las celebraciones del verano.

Ulrike es una estudiante de nivel avanzado que ha dedicado las clases con el profesor  al tiempo del subjuntivo. Un curso específico para reflexionar sobre los usos de la «declaración», el significado de lo que afirmamos o suponemos, y de lo que no lo es, un aspecto de la lengua española que en alemán se expresa con formas lingüísticas distintas. De esta manera, Ulrike ha empezado a eliminar de su mente reglas y listados de verbos que rigen indicativo o subjuntivo😰. Cuando conoces el significado de la intención del hablante puedes empezar a comprender cuándo se usa indicativo o subjuntivo o ¡los dos tiempos, dependiendo del contexto y la idea que se quiere transmitir! Estamos reflexionando sobre la comunicación. 😜 🤩

Aunque el tiempo atmosférico no ha sido el que corresponde a esta época del año, también hemos tenido tiempo para disfrutar de muchas visitas y personas. Hemos visitado el Museo del Agua que recoge una experiencia visual sobre el Canal de Castilla y su importancia en el transporte y la agricultura. Hemos visitado el huerto ecológico de un cooperativa de amigos, visitado la basílica de San Juan de Baños: la iglesia más antigua de España. El Día europeo de la música lo celebramos en la biblioteca pública con un concierto de música morisca que nos dejó fascinados. Paseamos por parques y caminos en el campo, el río y el canal.

También hemos vivido en familia y hemos hablado de los hijos para descubrir que nuestras familias no son tan diferentes. Hemos, disfrutado con los amigos paseando, cenando de tapas, o aprendiendo a elaborar una paella al aire libre. Hemos conocido una bodega familiar de una manera muy especial: con una visita privada a cargo de Amada, la quinta generación de una familia de bodegueros que continúa trabajando de manera tradicional para terminar  con una cata contada con la pasión del trabajo bien hecho🍷. Una experiencia única e inolvidable 😇.

Curso de español sobre el Cid

Curso de español sobre historia

Cuando un estudiante de nivel avanzado te pide preparar un curso personalizado de español sobre un acontecimiento de la historia española, el profesor tiene que activar diversos recursos para que el resultado sea una experiencia única que el estudiante pueda disfrutar al máximo. En primer lugar, hay que preguntar al alumno cuáles son sus intereses y objetivos para tratar de descubrirlos juntos. El profesor indaga sobre los conocimientos del alumno en la etapa histórica sobre la que quiere profundizar, no solo en España sin también el país de origen de nuestro alumno y en otras regiones, territorios o países. El objetivo es poder establecer una base sobre la que practicar el español hablado desde los propios conocimientos previos. Esto será el punto de partida para contrastar otros nuevos e ir construyendo nuevos conocimientos.

En este contexto, el profesor comienza a buscar, seleccionar y preparar los materiales que considera oportunos para elaborar los contenidos de las clases presenciales: lecturas y textos, fotos y vídeos para desarrollar los temas de trabajo. Realizado todo lo anterior, es el momento de organizar las actividades para salir del aula y continuar el aprendizaje en vivo y en directo: visitas y excursiones a pueblos, villas y ciudades, iglesias y monasterios, yacimientos arqueológicos, museos, bodegas, …. Quizás es esta la parte más satisfactoria porque permite que el estudiante conozca los lugares que poblaron los protagonistas y los sitios donde tuvieron lugar los acontecimientos de nuestro curso. También le permite preguntar y hablar directamente para construir su conocimiento.

Es el caso del curso que ha desarrollado Hubert, un antiguo alumno, que en su última visita nos pidió un curso sobre la figura de Rodrigo Díaz, el Cid Campeador. El objetivo que nos marcamos fue revisar la figura histórica real y el mito universal que ha llegado hasta nuestros días. Tras trabajar sobre diversos textos y vídeos nos enfrentamos con el análisis histórico y lingüístico de fragmentos seleccionados del Cantar de Mío Cid y otros textos cidianos. Además, combinamos las clases presenciales con diversas visitas. La primera fue a Vivar del Cid y Sotopalacios donde se conserva el castillo familiar donde Ruy Díaz vivió sus primeros años, según la tradición. También fuimos a la ciudad de Burgos donde visitamos el Castillo, la Catedral y paseamos por el casco medieval donde y participamos en una fiesta sobre el Cid con personajes vestidos al estilo medieval por toda la ciudad. Nos acercamos al Monasterio de San Pedro de Cardeña tan vinculado a su familia. Otro día visitamos los lugares de Llantada y Golpejera, en las cercanías de Palencia, donde tuvieron lugar dos batallas entre Alfonso VI y su hermano Sancho II en las disputas territoriales entre los reinos de León y Castilla a la muerte de Fernando I y donde Rodrigo participaría como estandarte real.

En resumen, una semana de mucho trabajo, aprendizaje y turismo para aprender español en inmersión disfrutando de la historia de un mito universal.

Aprende español mientras vives y disfrutas la Semana Santa

Viviendo la Semana Santa en español

La celebración de la Semana Santa en España es un acontecimiento que no deja indiferente a nadie. Sea usted creyente, ateo o indiferente, el espectáculo y la solemnidad de las procesiones producen una sensación de emoción a cualquiera. Sin embargo, los tiempos cambian, y en un país en el que el porcentaje de católicos es del 57%, la Semana Santa se vive como una gran fiesta religiosa y también turística, donde las familias y los amigos se reencuentran, tras dos años de restricciones, con ganas de juntarse, charlar y celebrar en la calle y las terrazas.

Aprender español durante la Pascua supone vivir en directo una de las fiestas más importantes del año. Tienes la oportunidad de visitar las sedes de las cofradías cuando están preparando y decorando los «pasos» procesionales, viviendo el ambiente de emoción y religiosidad que impregna toda la ciudad. Estás en primera fila durante los desfiles procesionales, sin perder un detalle y disfrutando con todos los sentidos: el olor del incienso y las flores, el sonido de los tambores, la música de las bandas y el toque del «tararú», los colores llenos de dramatismo de las figuras, de cristos, vírgenes y otros personajes de la Pasión, de los brillos de la plata y de la luz de los cirios…

Durante las clases de español trabajamos sobre los aspectos que más llamen la atención del alumno: la historia y la tradición, el origen y el sentido de las cofradías penitenciales hoy día, la organización de los desfiles, el significado de las celebraciones… Las visitas de los templos y de las sedes de las cofradías son otra parte importante para poder hablar con los hermanos cofrades, los auténticos protagonistas. Y, por supuesto, no puede faltar preparar torrijas en la cocina, el postre típico en estas fechas. Una experiencia integral única, con tu profesor al lado para que nada te pase inadvertido y con quien puedes comentar lo que llame tu atención.

En Palencia la Semana Santa destaca por su elegancia, silencio, sobriedad, sencillez y solemnidad con carácter de Fiesta de Interés Turístico Internacional.​ Existen más de 5.500 cofrades agrupados en nueve cofradías penitenciales. Las cofradías más antiguas se remontan al siglo XV año cuando se funda la cofradía del Santo Sepulcro en 1407 y la cofradía de la Santa Vera-Cruz. La más reciente es la llamada «Hermandad Penitencial de la Sentencia y Esperanza» que nace en el siglo XXI, en 2011.