VIVIENDO LAS FIESTAS HABLANDO ESPAÑOL

En casa del profe siempre estamos pendientes del calendario de fiestas, tanto de la ciudad como de otras ciudades y pueblos y villas cercanos, para ofrecer a nuestro estudiante la posibilidad participar de las fiestas que tengan lugar durante su estancia. La mayoría son celebraciones que siguen manteniendo una identidad propia y un carácter local que busca unir a los miembros de la comunidad y animar la monotonía del día a día. En ningún caso están pensadas para convertirse en eventos multitudinarios enfocados al turismo de masas.

Muchas fiestas tienen una advocación religiosa, celebran el patronazgo de algún santo o santa o una Virgen vinculada con la comarca y celebran misas, romerías y desfiles procesionales. Todas encierran un sentido de encuentro lúdico y festivo. Varían dependiendo de la época del año y de las faenas y actividades agrícolas: la cosecha de cereal a finales de verano y el final de la vendimia a comienzos del otoño, la matanza del cerdo o la recolección de algunos productos específicos, etc.

En ningún caso falta un evento gastronómico que puede variar desde una degustación o comida popular, una paellada, una chorizada o torreznada o la elaboración de platos típicos de la gastronomía local. Estas celebraciones son espectáculos que los estudiantes de español no quieren perderse porque es una ocasión de participar en eventos donde los forasteros son siempre siempre es bienvenidos.

Previamente profesor y alumno preparan en las clases toda la información relativa a los orígenes, las raíces, y reflexionan sobre el significado y el sentido de la conmemoración y la pervivencia hoy día. También establecemos comparaciones con fiestas similares en el país natal del estudiante. Todo este trabajo previo permite disfrutar de las fiestas patronales, romerías a ermitas, la matanza del cerdo, la Semana Santa, la vendimia y otros festejos comprendiendo el alma de la celebración y su sentido cultural.

Leer y conversar sobre estos asuntos, sobre los orígenes y circunstancias de los santos, de la historia y la cultura, son un buen motivo para estudiar español, aprender sobre la cultura popular y finalmente poder disfrutar de la fiesta en vivo y directo con sus protagonistas, con las gentes de los pueblos como uno más entre ellos.

Aprender español con el Cid: mito y relidad

La historia medieval es un tema muy interesante para un curso de español personalizado. El Cid campeador, es una figura conocida mundialmente tras la película protagonizada por Charlton Heston en 1961 y un buen motivo para aprender español, especialmente en Palencia en el centro de Castilla en el escenario donde tuvo lugar su vida y su leyenda. Es posible visitar Vivar, el pueblo donde nació Rodrigo Díaz, Burgos, la capital de Castilla y también la capital del reino de León. En Palencia todavía existe la iglesia donde se casó con Doña Jimena y el hospital para peregrinos fundado en 1076 en la actual iglesia de San Lázaro y demás se puede visitar Dueñas, una villa que fue de su señorío.

Recorriendo el Camino de Santiago se contempla el paisaje donde tuvieron lugar las luchas entre Alfonso VI y Sancho II por el dominio de la herencia de su padre el rey Fernando I en las batallas de Llantada y Golpejera y los pueblos de Frómista y Carrión de los Condes. Un paisaje de llanura salpicados de pequeños pueblos con iglesias y castillos rodedos por interminables campos de cereales.

Analizando el texto del Cantar de Mio Cid podemos reflexionar sobre los orígenes del castellano y los temas que interesaban a las gentes del siglo XI y XII mientras escuchaban a los juglares que cantaban el valor y la honra de un héroe que fue recordado muchos años tras su muerte. Una historia y una leyenda que siguen estando vivas en la última novela de Arturo Pérez-Reverte (Sidi) y en la nueva serie de Amazon que se estrena este mismo año.

Existen muchas posibilidades para analizar al personaje, la época y la lengua en el mismo escenario en que tuvo lugar, un territorio de frontera muy similar al que nos han mostrado los westerns, o películas de vaqueros como las seguimos llamando por aquí.

Jens posando ante el cuadro de El Greco

APRENDER ESPAÑOL DISFRUTANDO DEL ARTE

Las conversaciones entre profesor y alumno es una de las mejores maneras de mejorar el lenguaje hablado de un idioma. Cuando comienzan su curso personalizado el profesor desarrolla conversaciones guiadas para que el alumno pierda sus miedos y vergüenzas para hablar y poner en práctica sus conocimientos de la lengua, poder aplicarlo en un entorno real. Visitar una exposición facilita practicar descripciones, y dialogar sobre las sensaciones que experimentan alumno y profesor al contemplar un cuadro, fotografía o escultura, fuera del aula, relajadamente mientras disfruta de unas auténticas vacaciones en español.

Se celebra este año el segundo aniversario de la creación del Museo del Prado, probablemente la mejor y más completa pinacoteca del mundo. Los estudiantes que nos visitan suelen pasar por Madrid y contemplar in situ algunas de las principales obras y artistas que tienen sus cuadros colgados en la pinacoteca nacional. En sus salas se recogen algunas de las mejores pinturas del arte occidental desde la Edad Media. El paso de la pintura gótica medieval a las nueva concepción renacentista del arte está representado por dos de los mejores pintores del momento. Pedro Berruguete y Juan de Flandes absorbieron las nuevas corrientes italianas y aportaron nuevas ideas al arte renacentista. Juan de Flandes fue pintor de cámara de la reina Isabel la Católica y vivió durante veinte años en Palencia y Pedro Berruguete trabajó intensamente por los pueblos de nuestra provincia. Es un prilegio poder admirar muchas de las obras de estos y otros artístis en el marco para el que fueron concebidas, en iglesias y parroquias que siguen funcionando como templos y lugares de culto, llenos de paz y con un encanto especial, muy diferente a los grandes museos y otros lugares visitados por el turismo masificado de hoy en día. Una experiencia para disfrutar en persona.

Vídeo con subtítulos en español

APRENDIENDO LENGUA E HISTORIA

Frédéric es profesor de biología en un Liceo de Educación Secundaria en París. Desde hace un par de años nos visita en sus vacaciones de invierno para poder practicar y mejorar su español, especialmente a nivel de conversación ya que no dispone de muchas oportunidades de hablarlo durante el año. Es también una persona interesada en nuestra historia y siempre elige un período de la historia española como centro temático de su curso intensivo. Si el año pasado nos centramos en el fin de la época romana y el reino visigodo, este año ha elegido el inicio de edad moderna. Durante una semana hemos reflexionado sobre la monarquía de los Reyes Católicos, Carlos I, Felipe II y la creación del Imperio español. Hemos realizado lecturas y conversado mucho mientras corregimos errores, aprendemos vocabulario y expresiones. El alumno ha conocido el punto de vista de la historiografía española, y ha tenido la ocasión de explicar al profesor el enfoque de los historiadores franceses sobre la política internacional de los siglos XV y XVI. Alumno y profesor hemos conocido nuevos puntos de vista, cada país tiene los suyos propios sobre los mismos acontecimientos históricos.

Y si además tenemos la oportunidad de conocer algunos de los lugares donde vivieron los protagonistas y tuvieron lugar los acontecimientos que marcaron la época, la experiencia es mucho más que un curso de español…..