Una nueva realidad se va abriendo camino para las personas que quieren aprender y practicar un idioma. La imposibilidad de participar en cursos y actividades en centros educativos o de realizar visitas al país de origen por el cierre de fronteras desanima a los estudiantes que siguen aprendiendo desde casa, trabajando en solitario y también en grupo con la ayuda de la tecnología. Los ordenadores personales e internet han abierto un montón de ventanas y posibilidades para mantener el deseo de seguir mejorando, alimentando el gusanillo que produce el aprender una lengua, como me dijo una vez un estudiante suizo.

Ante la imposibilidad actual de participar en un programa de inmersión lingüística en casa del profesor y con la necesidad de seguir atendiendo a los alumnos que necesitan clases personalizadas, he organizado videoclases para responder a la necesidad de atención personalizada para quien lo necesita. He querido representar esta situación con el logo (de creación propia) que encabeza este post y quiere simbolizar la posibilidad de encontrar un nuevo espacio de encuentro alumno-profesor en el contexto que ha revuelto nuestra forma tradicional de aprender y relacionarnos.

En estos nuevos tiempos sigo en contacto con mis alumnos trabajando a través del ordenador personal. Con Frédéric hemos analizado los “versos más tristes” de Neruda , con María la descripción de Domine Cabra que aparece en el Buscón de Quevedo, ….. Sin embargo quiero destacar el trabajo de un alumno por el que siento una especial predilección, se llama Hubert y vive en Nevers, en la Borgoña, donde participa desde hace años en L’Université du Temps Libre en el programa de español de una manera muy activa. La llegada del aislamiento a Francia no le ha desanimado sino que, por el contrario, le ha motivado para seguir aprendiendo y que sus compañeros y compañeras también lo hagan. Para ello está editando El Confinado Confitado, periódico de resistencia al Covid19, para burlarse de confinamiento, una revista periódica para aprender español llena de actividades para leer textos, chistes, horóscopo, artículos, “coronabromas”…. Una publicación llena de humor e ironía y sobre todo con muchas ganas de vivir, más aún teniendo en cuenta que Hubert pasa ya de ochenta años y mucho ánimo e ingenio. Estoy encantado de poder colaborar en esta revista y en otros proyectos en los que Hubert me embarca periódicamente. Estoy encantado de poder contar con su amistad y disfrutar de su sentido de su humor y de sus ganas de vivir.

Este es el mensaje que le ha dejado su última nieta…

“No os preocupéis demasiado…

todo irá bien…

yo estuve confinada

durante 9 meses”

Nieta de Hubert Grall
Hubert disfrutando de  su nieta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s