Visita al Palomar de Campos
La visita de un estudiante sirve para conversar en español con el profesor en cualquier ocasión, en un ambiente de inmersión total

Siempre es un placer recibir la visita de un antiguo alumno que regresa. En este caso nos ha visitado nuestro amigo Hubert, un alumno que con sus ochenta y dos años sigue disfrutando aprendiendo español en la Université du Temps Livre en Nevers, Francia. Su pasión por nuestra lengua se la ha transmitido a su hijo Eric. Los dos se han embarcado en un viaje de un mes de duración para recorrer en autocaravana Cataluña, el Levante, Andalucía Extremadura y Castilla. Y, como no podía ser de otra manera, ha venido a pasar un par de días con nosotros. Hemos tenido la oportunidad de charlas animadamente y visitar sitios ya conocidos en sus dos estancias anteriores y otros lugares nuevos. Su hijo Eric, que no conocía Palencia, se ha sorprendido de los colores del campo en esta fecha del año, no esperaba descubrir campos tan verdes con cielos tan oscuros y un sol poniendo color a estos días tormentosos y espectaculares.

Ha sido un reencuentro que también nos ha servido para preparar su próximo curso del año próximo. En esta ocasión lo quiere centrar en mejorar su capacidad para redactar los relatos que escribe directamente en español y no tener que traducirlos del francés, como veía haciendo hasta ahora.

Tener un alumno como Hubert es un orgullo. Su capacidad para aprender y motivar a las personas que lo rodean creando un ambiente optimista y divertido, un sentido del humor contagioso y unas ganas de vivir la vida y aprender de todo es un ejemplo que no deja de admirarnos. !Hasta la próxima Hubert!

 

Anuncios